Fecha de siembra de la alfalfa

Fecha de siembra de la alfalfa

La principal característica a tener en cuenta a la hora de la siembra de alfalfa es la temperatura del suelo. La alfalfa tiene un abanico amplio de temperaturas, idóneas para realizar su germinación que va desde los 3 – 5ºC, presentando su temperatura optima en los 18 – 27 ºC.

La mayor tolerancia a temperaturas baja (hasta -8 º C) se da cuando la planta esta en estadío de recién germinación, esta resistencia se ver muy mermada cuando el desarrollo de esa plántula llega a unos 8 – 10 cm de altura que corresponde cuando tiene la segunda o tercera hoja verdadera, en ese momento de desarrollo, aunque si soporta heladas, la resistencia a temperaturas bajas se reduce a unos -4 ºC.

¿Cuándo siembro mi alfalfa? ¿En Otoño o en Primavera?

Según la fecha de siembra que elijamos, la planta reacciona de distinta manera, motivada así por las condiciones climatológicas existente en el momento de siembra.

Aunque profundicemos más adelante en este aspecto, de forma general podemos decir que en una siembra de primavera generalmente conseguiremos un gran desarrollo foliar de la planta antes que las siembras de otoño. 

 En las siembras de otoño conseguiremos de forma general, un buen desarrollo radicular pero menor desarrollo de la parte aérea, ya que las temperaturas son inferiores y merman su crecimiento, consiguiendo su desarrollo foliar en los meses primaverales. 

Siembra de otoño

El cultivo de la alfalfa, con temperaturas bajas (de 8 a 10º C) inicia su germinación, pero cuando la temperatura ambiente es baja, la plántula permanece en un primer estadío sin crecimiento vegetativo hasta que no vuelva a tener condiciones óptimas de crecimiento, las cuales van vinculadas a las temperaturas. 

El factor mas importante para la resistencia al frio es la acumulación de azucares e hidratos de carbono, elementos esenciales para el desarrollo tanto radicular como foliar.

Dichos elementos son los responsables de que la planta cuando llegue la primavera y tenga unas condiciones óptimas climatológicas, sean capaces de comenzar un crecimiento vigorosos y un gran desarrollo.

Cuando tomamos la decisión de sembrar en otoño, hay que tener claro que el objetivo que buscamos es la de desarrollo radicular, y poco o nada desarrollo foliar, así llegando la primavera tenemos una planta con un sistema radicular plenamente dispuesto, ocupando espacio para la no proliferación de las malas hierbas y para un correcto crecimiento de la planta en primavera. 

Pero también nos podemos encontrar algunos riesgos comunes de esta época como son posible lluvias abundantes, lo que pueden provocar encharcamientos y con ellos el asfixie radicular de la planta. 

Siembra de primavera

La siembra en esta época del año gracias aumento de las horas de luz y aumento de temperaturas tanto del suelo como del ambiente consigue un rápido crecimiento y desarrollo de la planta, aumentando el desarrollo del tallo y de hojas frente al de la raíz.   

Gracias a este desarrollo tenemos una menor competencia con las malezas por la luminosidad, agua y nutrientes, aunque si es recomendable el tratamiento de productos herbicidas en preemergencia.

¿Que está pasando en este año?: primavera adelantada o falsa primavera

Con el aumento de temperatura y el comienzo de una buena climatología, tanto los animales, las plantas y las personas, es decir todo ser vivo aumenta sus ritmos de vida.

Por esto en estos momentos que nos encontramos podemos ver cosas tan extrañas para estos meses como: la aparición de orugas, o la floración de especies vegetales sin corresponderse a la fecha actual.  

Como ejemplo principal hacemos Hincapié, en un estudio publicado (https://www.nature.com/articles/s41558-019-0648-9)  en Nature Climate Changedonde donde se analiza la relación entre la temperatura y el momento de migración, resolviendo que los cambios fenológicos inducidos por el cambio climático en la productividad primaria dan como resultado desajustes tróficos para muchos organismos, en este estudio representa uno de los primeros exámenes de todo el sistema durante dos temporadas y comprende medidas de cientos de especies que describen el tiempo de migración en un continente y muestra hallazgos que  proporcionan evidencia de cambios fenológicos espacialmente dinámicos que resultan del cambio climático.

Como dato relevante en cambios drástico de temperaturas relacionados con el cambio climático, el científico del clima y decano de la Escuela Ambiental de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) Jonathan Overpeck, relata que “El calentamiento récord en Siberia es una señal de advertencia de grandes proporciones“.

Con todo ello la adaptación a distintos momentos de ciclos de cultivos o manejos, como el momento de la siembra se pueden ver alterados por estos cambio mencionados. Este año nos encontramos con una primavera inesperada que hace que nos ajustemos a nuevas realidades, adelantos de plantaciones o de floración. 

Desde Es Seeds aconsejamos el adelanto del momento de siembra de nuestra alfalfa Al-Fac dada las condiciones inusuales pero reales que estamos viviendo en primavera adelantada o falsa primavera. 

 Además, la falta de agua que estamos observando tendrá un impacto directo en las zonas regables de nuestro país, produciéndose en los meses de verano una escasez aun mayor, desde Es Seeds vemos más oportuno poder empezar a producir en estos meses donde la dotación y las necesidades hídricas de los cultivos son inferiores a los meses veraniegos, para así mantener nuestras producciones en una media alta sin la necesidad de una cantidad de agua abundante.